«

»

Fibra de carbono 2: Tejidos.

Una vez optenido el filamento, se trenzan entre sí grupos de entre 5.000 y 12.000 formando los hilos con los que se tejerán las difersas capas.

Colocando simplemente los hilos uno junto a otro en una superficie plana y sujetandolos entre sí para que no se separen formaríamos lo que podríamos denominar el tejido unidireccional.

Entrelazando hilos de diversos grosores a modo de tejido se formarían los tejidos denominados 1k, 3k, 12k, etc. en función de el ancho del hilo.

Existen diferentes formas de entrelazar los hilos. El más común es el que cada hilo se cruza con otro, pero también y para favorecer los acabados puede cruzarse un hilo con dos o más de la otra dirección.

También existen tejidos formados por combinaciones de carbono y otros materiales como el kevlar y la fibra de vidrio, pero conseguir una resina idónea para los diferentes materiales es dificil y por ello no creemos que sea aconsejable usarlos.

Teniendo en cuenta que la fuerza máxima de tracción se logra colocando las fibras en el sentido de dicha fuerza podremos cuantificar mediante un un profundo estudio las fuerzas a las que será sometido el material en cada punto y así  determinar:  las capas, el tipo de tejido y su orientació en cada punto del objeto que pretendamos fabricar.

Como podeis entender este material nos da muchas  posibilidades de optimizar fuerza y peso, obteniendo unas piezas extremadamente ligeras y a la vez suficientes para aguantar los esfuerzos que les solicitemos.

Miguel Blando.

 

 

Sobre el Autor

-Ciclos Blando-