«

»

Fibra de carbono 4: impregnación.

Un proceso muy importante en la fabricación de piezas de fibra de carbono y sobre todo para aquellas en las que no solamente sea importante la rigidez si no también la ligereza, como es el caso de los componentes de bicicleta es el proceso de impregnación de las telas.

Aportar la cantidad justa y necesaria de resina a las fibras es clave para que la pieza tenga el mínimo peso, siendo capaz al mismo tiempo de aguantar las cargas y tensiones necesarias.

Para realizar los primeros cuadros de fibra de carbono, hace ya casi 25 años, ante la duda, no fiándose  de una tecnología tan nueva, los fabricantes utilizaban demasiada  fibra y sobre todo resina, teniendo los primeros cuadros un exceso de peso.

Hoy día las técnicas han avanzado mucho y gracias a complejos procedimientos y diseños,  cada vez se utiliza menos fibra y sobre todo menos resina pudiendo alcanzar unos pesos sorprendentes. En parte estos pesos se han conseguido con procesos de impregnación muy avanzados y sofisticados.

fibra de carbono pre-impregnada.

La tecnología de vacío, “Vacuum”, trabajar en una atmósfera sin aire, evita que burbujas este gas, formen parte de la fibra de carbono, permitiendo utilizar espesores más finos de material. Esta tecnología debería aplicarse en todo el proceso desde la preparación de la resina en adelante, evitando así que el aire se cuele en la resina y las fibras, siendo sobre todo importante en la mecla de los componentes de la resina y en la impregnación.

Imaginad la complicacion de trabajar en una cámara de vacío desde la mezcla de los componentes para preparar la resina epoxi, impregnación, colocación de las telas, hasta que la pieza se ha polimerizado en el horno.

Miguel Blando.

Sobre el Autor

-Ciclos Blando-