A Carlos. no deja responder a la ultima tuya

No te preocupes; ¡ Rebajado!.

Pido perdón a todos los que haya podido ofender. Nunca mais!! Como con las fotos. Zapatero a tus zapatos, herrero a tus herraduras.

Para terminar solo recordar que el tono se subió cuando yo publique textualmente:

Los hombres del pájaro comandados por este y por J. Antonio, hacen vuelo rasante hasta Palma, los invitados del “A” no asoman la nariz.

Si esto es salida de tono, que venga dios y lo vea, por otro lado era la pura verdad, y no se hizo para ofender, de hecho ninguno de los implicados se sintio como tal, contestaron en la linea del espiritu B, tenian ordenes de su coronel… muy bien yo me rei con ellos.

Se ve que el bosque estaba muy seco después de un verano muy caluroso, la chispa incendio no solo la red si no que alcanzo algunos de los robles milemarios. Acto seguido los ofendidos ya estban legitimados para calificar y calificarnos como les pase por el forro, y todo lo que les pase por el forro, pero los levantadores de tono tenemos que bajarlo, sin haberlo subido, habria que avisar tambien a estos, quiero decir que no me lo digas a mi solo, porque entonces aqui quedo yo solito como levantador de tono, cuando han sido otros los levantadores.

Cuando era chico a esto le llamaban coartar la libertad de expresión, vamos censura, unos pueden decir lo que se les antoje, y los demás tenemos que ir con tiento de no ofender, no levantar la voz… Muchachos no tenéis ni una pizca de humor, tiene que ser muy duro vivir así, siempre con esa tensión, obligados a entrenar duro contra viento y marea… Con las fotos paso algo parecido, resultaron ser una deshonra para el equipo… venga, venga, que para reclamar derechos de imagen hace falta un poquito mas hombre.

Decía uno de nuestros poetas muerto en la guerra civil: “De una gran parte de los españoles, diez cabezas, nueve embisten y una piensa. Nunca extrañéis que un necio se descuerne luchando por la idea”.

Yo siempre he creído que es mejor pasar por tonto y permanecer con la boca cerrada, que no abrirla y despejar todas las dudas.

¿Tú me has oído a mí, o a alguno de los de mi calaña en algún momento de la refriega decir de alguien que habitualmente sale con el grupo, que vamos a ver si fulanito nos aguanta ni hasta Santa María?. Me refiero en plan serio, porque resulta que entre nosotros, los plebeyos, esto es habitual, así que cuando os cruzáis alguno de los de la clase noble en un disparo que iba dirigido para un plebeyo y lo recibís vosotros…lo encajáis mal. Que si resulta que tu haces 3 kilómetros de mas y luego no puedes… bueno, bueno… ¡embestir vamos! Al revés, nos reímos de eso, hace poco dejamos al pobre Pep en Son Ferriol, hay que decir que por un fallo técnico, pero lo dejamos, y no lo hemos denostado, ni publicado a los cuatro vientos.

El otro día en el bar hacíamos apuestas, pues uno que tenia sentado al lado me decía; ¡que  lastima que hoy no nos veamos con los “A”, con el buen feeling que hay ahora mismo, hoy lo pasaríamos bien. Yo a poste a que antes de que termináramos el bocata pasaban por la puerta. Gané. Vengo a decir con esto que la chispa no solo prendió papeles, sino que había: ¡que recoger el supuesto guante, que solo habéis visto vosotros, abofetear al plebeyo ofensor, y darle un escarmiento, pero quien se han creído que son!, siempre hubo clases.

Nadie ha sido capaz aun de decir claramente que vinisteis a buscarnos con la idea preconcebida de ahora os vais a enterar, aunque todos lo supiéramos nada mas veros aparecer tan gallardos y rumbosos con vuestras relucientes maquinas listas para la acción. Sabed pues de una puta vez que a mi y la mayoría por no decir todos y cada uno de mis correligionarios, nos la refanfinfla, nos hacen gracia estas actitudes, nosotros cuando no podemos mas nos soltamos y volvemos solitos, al día siguiente nadie nos va sacar los colores, ni se va cachondear, y si lo hace, nos reímos juntos, no vamos a salir en los periódicos, ni en los blogs, nuestro orgullo permanece intacto, nuestras mujeres nos consideran igual de machos, nunca nos preguntan; ¿cariño te han dejado hoy?, entre nosotros al sábado siguiente ya no nos acordamos, y si nos acordamos porque fue sonada, nos meamos de la risa, yo el otro día llame a Blando para contarle que no podía dejar de reír en la ducha cuando recordaba el momento en el que me puse a tu lado y me miraste dos veces, como en los dibujos animados, pero si se tercia y nos pasa por los cataplines, volvemos a dejar a quien haga falta, o al contrario venimos empujándolo hasta casita. ¿Alguien es capaz de entender esto?

Se acabo!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: