«

»

Sábado, 07 de enero de 2.012, Grupo B.

Calma chicha en la primera parte de la ruta de hoy. El mar, que tenemos el privilegio de ver en los primeros kilómetros de las rutas que transcurren en dirección al sur de Mallorca, estaba más agitado que el grupo B. En la ida apenas algunos relevos subidos de tono han permitido que las  25 unidades llegaran a Felanitx  en un solo grupo, solo el sprint final en la misma rotonda ha roto un poco el grupo, así de fácil.

Bon Berenar, como es habitual en Felanitx y llegada un poco tardía del grupo A. El buen solecito en la acera de enfrente del bar,  que ha propiciado que la gente saliera a tomar el sol como los lagartos, dragons, en mallorquín. Ello ha favorecido una salida un poco temprana, sin tener la cortesía de esperar a nuestros queridos verdugos. ¿Miedo?, creo que sí. Por mi parte, como el PalanKa más acostumbrado a  Kedarme, ningún problema, pero el resto de individuos del grupo B han salido tal vez un poco apresuradamente.

Bueno, salida fulgurante de nuestro querido Llorenç seguido por el AtaKante oficial de los regresos, el ancestral, único, inconfundible, indiscutible, genuino e inimitable Parra. He tenido que utilizar mis artes de atajador para poder colocarme rápidamente detrás de los dos fenómenos saltándome la avenida. Supongo que los despistados y demás miembros han tenido que emplearse a fondo para cogernos, pero nada más tomar por Es Camí de Son Mesquida, prácticamente todo el grupo estaba junto. Buen ritmo propiciado por los Relevos-AtaKes de Parra, contestados por Llorenç, después se ha unido a la fiesta Goyo y uno de los infiltrados, no se si el Chinado o el Justiciero que se ha pegado un buen tute de tirar el solito cara al viento, poniendo incluso al grupo en fila india en el repecho que hay justo después de  ermita, una vez que dejamos Porreras. Por mi parte, he pasado del tercer o cuarto lugar al “ultimo de la fila” y he podido permanecer ahí gracias algún que otro empujón. Superado este mal momento, al tomar la vía de servicio, viento de cara, que ha serenado a los valientes que se ponían delante bajando un poco el ritmo y permitiendo a los los chuparruedas transitar un poco más cómodos.

Pequeña anécdota al bajar Xorrigo:  Una pequeña moto con un gordo pilotándola ha pasado al grupo con una solemne pitada. J.L HD, el de la Treck, y yo mismo nos hemos cabreado un poquito y le hemos perseguido hasta alcanzarlo. Bajando todos los santos ayudan, sobre todo San Gordo, mi mayor problema en las subidas.  Una vez a su rueda y al llegar a las dobles curvas, le hemos obsequiado con otra solemne pitada.

Bueno el resto ha sido fácil, control total de Claudio hasta Palma, que ha permitido llegar con el grupo compacto.

El próximo sábado más.

P.D.

Animaros a escribir algún que otro comentario, que sois PalanKas, no apalancados.

Sobre el Autor

-Ciclos Blando-