«

»

Sábado, 4 de febrero de 2012 Nevada sobre Palma.

     Siete y veinte de la mañana, suena el despertador, me levanto y medio dormido deambulo por la casa hasta la ventana de control del tiempo, me despierto de golpe al ver el bonito y blanco espectáculo. Nieve en Palma. A mis 52 años solo lo he visto aparte de esta en otra ocasión, es un espectáculo. Subo a la terraza y esto es lo que se ve:

http://youtu.be/LLjc6O6zkaM

 

El mal humor de no poder salir, queda un poco compensado por la nevada que está cayendo y cuajando, que es lo difícil aquí en Palma.  Agustín desde nuestro punto de encuentro habitual, Ciclos Blando me manda la siguiente foto:

Nevada 4 de febrero 7 30

Me comenta que hoy dedicará la mañana a su otra afición, la fotografía, de lo que sabe un rato largo. A lo largo de la mañana me manda las siguiente foto:

Nevada 4 de febrero

Ocho y cuarto de la mañana, asomo de nuevo la nariz, esta vez por la ventada que da al sur y … sorpresa, sol y despejado. Me visto rápidamente, de ciclista claro y salgo a tope hacia el Bar Central. La parte norte de la isla está más negra que la famosa boca del lobo, pero “fora por”.

Nueve y cuarto de la mañana, 8 locos y un servidor preparados para salir. Frío pero seco y llevadero, sin lluvia, suelo mojado, pero solo hasta el primer balneario de la playa, el resto completamente seco y el cielo despejado.

Cuatro PalanKas del grupo A y 5 del B. Mal asunto. Tenía todas las papeletas de quedarme en los repechos del Delta, además los 4 del grupo A, de los más rabiosos, Rafa, Mascaró, Juan Sin Miedo y Pep, el fenómeno escalador. Habíamos decidido, como la semana pasada, seguir los designios del cielo, despejado, claro.

Como la salida ha sido suave, pues esperaban a unos colegas, con Parra nos hemos adelantado para intentar superar las rampas con éxito. Parra si lo ha conseguido, pero en mi caso he cometido un grave error de estrategia, a la altura del hotel Delta, al ver que el grupo ni se veía, he aflojado pensando que la ventaja me bastaría, pero no ha sido así, en uno de los vistazos de control he visto a Pedro San-tandreu adelantado al grupo y he acelerado subiendo a todo lo que mi pesado cuerpo me permitía, hasta algo más de 27 ha marcado mi Garmín 500, pero no ha bastado, me han  pasado como una exhalación, según me han contado a casi 32.

El plan B si que ha funcionado, pues mientras ellos se dirigían a Cabo Blanco, mi menda ha girado por sa Torre hacia Cas Busso a tope, pues imaginaba que la velocidad del grupo sería elevada. De Cas Busso a Ses Salinas a velocidad de grupo A, relevando todos los A, y un B que tendremos que enviarlo al A, Jóse. Rondando sobre los 40. Del grupo faltaban Pedro San-tandreu, pobre, se había quedado a esperarme, lo siento mucho por el y Pep Liras que solo tenia previsto hacer unos 30 kms.

Desde Palma y hasta casi Cas Busso, podíamos ver los campos, las paredes, los tejados de las casetas, los árboles y matas con un bonito manto blanco, pero la carretera estaba completamente seca, el cielo casi despejado e incluso nos ha acompañado el sol algunos momentos.

Merienda rápida y salida cara al viento por el mismo camino, esta vez a un ritmo bastante llevadero, poco más de 30, pero con el viento que soplaba, velocidad más que considerable. Algunos abanicos y por el mismo camino hacia Palma. Hemos superado algunos grupos y se nos han agregado unos guiris.

Con las piernas ya bastante tocadas, he decidido hacer de nuevo el atajo de la ida por Sa Torre, acompañado de Juan sin Miedo al que no le gustaba el tramo por Cabo Blanco. De todas formas tenía todos los números en el sorteo de Kedarme. A ritmo muy suave, hemos hablado incluso de nuestra otra afición, la pesca.

Cerca de Cala Blava nos ha cogido el resto del grupo. Al entrar en la playa, el cielo sobre Palma se veía muy negro y esperando que nos cayera una gorda encima, Rafa ha marcado un ritmo de 30 cara al viento, que mis patillas casi no podían aguantar. Otra vez a la altura del primer balneario, ya casi al final de la playa, el suelo volvía a estar mojado y ha empezado una pequeña nevada. Bonita y agradable experiencia, que me ha encantado.

En fin, una jordana de ciclismo que nos ha dejado a los 9 que la hemos compartido una gran sensación de satisfacción y  además nos anima a que en futuras ocasiones en las que las previsiones son desfavorables a salir en bici.

Au idò.

 

 

 

 

Sobre el Autor

Miguel Blando

3 comentarios

  1. carlos

    Admirable pasión por el ciclismo, la vuestra. Después de asomar la nariz y ver el espéctaculo no me atreví a vestirme de luces y menos me creía lo que me decía Rafa desde el Central: ¡que iban a salir!. Es cierto, que en la Península se sale en condiciones peores. Pero…. En fin: ¡de quitarse el sombrero por lo que han salido hoy!!!

  2. Pep

    Hola a tots.

    Hoy quería pedalear 70 kms, y al final hemos pedaleado 47 kms.

    Digo hemos, porque En Rafel nos ha cogido a Pedro Santandreu y a mí a la altura de Sometimes, y a partir de ahí hemos formado sociedad.

    La entrada en Can Pastilla ha sido impresionante, con la tormenta de nieve de cara.

    Salut.

    Pep Liras.

  3. facebook.com/profile.php?id=100002142954143

    Sois de otro mundo!!!

Los comentarios han sido desactivados.