«

»

Sábado, 27 de octubre Una ruta inolvidable.

En los 25 años de PalanKas, nunca habíamos tenido tantas cosas que contar en una sola ruta.

Salida conjunta A y B, pinchazo, homenaje multitudinario, ruta de ida frenética, carretera cortada, amenaza de tormenta, atajo defectuoso, ciclocross, mountain bike, caminata sobre el fango, caída, grupo fragmentado y pájaras, muchas pájaras.

Grupo muy numeroso con salida conjunta del grupo A y B, entre treinta y cuarenta unidades. Pinchazo casi de salida del Melenas al que no hemos podido esperar pues llegábamos tarde a la concentración programada a las 9:30 horas en el Festival Parc. Los Mallorquines somos un poco exagerados a la hora de contar las cosas y vaticinábamos unos 500 participantes, pues nos hemos quedado cortos. Calculo que superaban el millar los ciclistas concentrados formando un monumental tapón con una retención que me han contado que llegaba hasta Palma. Hemos desfilado todos delante de la familia del joven ciclista fallecido la semana pasada en un accidente de tráfico provocado por una conductora que conducía según parece bajo los efectos del alcohol. En el lugar del accidente una bicicleta blanca junto un ramo de flores.

Una vez superado este punto, recorrido muy lento hasta Santa María donde han empezado las hostilidades. Varios AtaKes consecutivos de nuestro querido Pepe Caledonia, que ha comenzado hoy mismo su particular temporada mostrando un estado de forma muy sospechoso para, según dice, no haber salido en 4 meses. Pepe, así como estas, no habrás salido de la carretera. El promedio en Sancellas se acercaba a los 45 y sin ningún miembro del grupo A que han tomado otro camino. A este ritmo muchos han sido los Kedados que han ido llegando a Es Cruce. Me incluyo, como no.

Ahora viene lo bueno. Dirección Porreras nos hemos saltado impunemente un letrero que avisaba de un corte en la carretera. Letreros, semáforos y otras señales no son nuestro fuerte. El corte de la carretera se debía a un rally y la Guardia Civil no ha permitido el paso. Vuelta atrás hacia una mancha muy negra en el cielo que estaba haciendo un ruido atronador y que incluso mostraba claramente las zonas donde descargaba el líquido elemento. En el camino un letrero de madera indicaba “Ruta cicloturista… Porreras”. A por él. Camino trampa, como no. Primeros kilómetros con asfalto, incluso en buen estado, después gravilla, más adelante baches y por fin camino de piedras, hierbas, baches llenos de agua y fango, mucho fango. No os perdáis el mapa de la ruta pinchando aquí > RUTA.<. Una vez en la telemetría pinchad en satélite ampliad y recorred la línea roja. Llegareis a este punto:

           Donde hemos atravesado un terreno de cultivo mojado que ha dejado nuestras bicis y zapatos llenos de Fango. El resto del camino como el que podéis ver en las siguientes fotos.

Nunca en la vida olvidaremos este tramo que no todos hemos recorrido, sólo los testarudos que no hemos querido volver atrás guiados por Lorenzo y su GPS que nos indicaba que apenas a 500 metros había una carretera. Llegaba un momento que la bici no rodaba, la tenias que arrastrar o cargar, pues tenía tal cantidad de fango, piedras, hierbas y otras cosas pegadas a los frenos que impedían que las ruedas girasen.  Cuando hemos tomado un camino el cual parecía que permitía que montásemos en la bici, primero tocaba quitar el fango, no solo de los frenos, también de los pedales y lo más difícil de las calas, pues era imposible enganchar los pedales. Todos parados junto a una verja con palos intentando limpiar el dichoso fango, o chapoteando con los zapatos en un charco. Lo dicho, para no olvidarlo.

Una vez en la vía de servicio ha comenzado otro calvario, el dichoso viento ha provocado que el señor del mazo golpeara a diestro y siniestro. Como nota desagradable, en un pequeño despiste en la rotonda de Montuiri Lorenzo ha dado con sus huesos contra el suelo, pero  aparentemente sin consecuencias graves. Aún así el atajo había funcionado, pues por detrás nos han cogido más de 15  unidades en varios grupitos, de las que han preferido darse la vuelta en el camino maldito cuando se ha complicado mucho. Llegada a Palma a las tantas y en mi caso y el de mi pequeño grupito todos fundidos.

Au i dò.

 

 

Sobre el Autor

-Ciclos Blando-